Innovando con hamburguesas de alta calidad

La hamburguesa creció durante el siglo XX junto con la aparición del concepto “fast food” y durante ese siglo fue adquiriendo un simbolismo especial, se fue convirtiendo en un icono de la cocina norteamericana.

Me sorprendió gratamente como se están volviendo a poner de moda renovando el concepto de comida basura por comida de calidad utilizando hamburguesas de autor. Desde el 2008 han aparecido diferentes empresas que proporcionan hamburguesas de alta cocina a precios asequibles y entre ellos se encontraría Raza Nostra, empresa pionera . Raza Nostra es una empresa familiar española que al pasar a la siguiente generación decidió apostar por un cambio en la imagen corporativa. En la actualidad se ha especializado en la comercialización, promoción y divulgación de las razas de ganado autóctonas españolas. Su base de negocio se centra en la calidad gracias a tres pilares; carnes certificadas de las mejores razas (calidad de producto), equipo humano, orientación al cliente externo – servicio al cliente. Dentro  de toda la gama de productos que se pueden elaborar con estas carnes, dispone de 30 tipos de diferentes de hamburguesas creadas por expertos cocineros y que se comercializa bajo el nombre de  Carnicería Hamburguesa Nostra. El objetivo era darle un toque más gastronómico y funcional aprovechando que la hamburguesa tiene un formato ideal para añadir distintos ingredientes. Estos locales están especializados en hamburguesas Gourmet, en donde puedes comer directamente o comprar los productos para cocinar en casa.

IMAG2662

Las hamburguesas Gourmet es una innovación basada en la tradición, cambia el concepto de fast food – comida basura, por el de alta cocina. Al incorporar los diferentes ingredientes naturales dentro de la carne de las hamburguesas, además de la variedad de sabores en los que puedes elegir, presenta como ventaja que necesitas añadir menos elementos al hacer las hamburguesas, evitando de esta forma que no se te desmonte mientras la estás degustando.

Considero un ejemplo interesante puesto que muestra como se puede innovar en cualquier sector.

Video Presentación Hamburguesa Nostra – El País

Video Hamburguesa Nostra – España Directo

 

 

La confianza es un dividendo

La clave de las relaciones efectivas tanto a nivel personal como profesional es la confianza. La confianza es la forma más elevada de motivación humana, gracias a ella la gente se puede desarrollar y las compañías evolucionar. Tanto en el mundo empresarial como en la vida cotidiana podemos experimentar lo importante que es la confianza.

Cuando se trabaja en equipo hay un ingrediente importante y es que se da y se recibe confianza. Sin confianza no hay equipo, como mucho habrá un grupo de trabajo, pero no en equipo. La confianza hace posible que se creen sinergias y por tanto, obtener mejores resultados. Construir lazos de confianza requiere tiempo y esfuerzo, además no se puede obligar a una persona a que confíe en otro miembro del equipo o de la compañía.  Ahora bien, la confianza es frágil y en caso de romperla, requerirá tiempo en reparar las relaciones.  El consultor y escritor Stephen Covey compara la confianza con una cuenta bancaria emocional, en la cual se hacen ingresos (cuando se comprende y escucha a la otra persona) o reintegros (como hacer promesas y luego no cumplirlas). Para más información sobre los hábitos relacionados con la interdependencia recomiendo la lectura del libro “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva”.

Por todo lo comentado, construir un equipo de trabajo efectivo requiere de un proceso laborioso. Se necesita gente con talento, competente, complementaria, con un objetivo común y confianza en ellos mismos y en el equipo.

Se podría decir que un ambiente de confianza en una compañía es un dividendo debido al valor que genera y que por el contrario un ambiente de trabajo con baja confianza es una tasa que resta competitividad.

 

Generando ondas alfa para mejorar los resultados

En este post me gustaría tratar los estados cerebrales para conseguir mejoras en el rendimiento personal y profesional, aprovechando los nuevos avances científicos y aplicando estos conocimientos a nuestra vida.

El descubrimiento de la actividad eléctrica del cerebro data del siglo XVIII, la existencia de las ondas cerebrales de corta duración (beta) y las de mayor duración (alfa) se puso de manifiesto a principios del siglo XX, es decir, mucho más tarde.

Se podrían clasificar en función de su ciclo de duración (1 ciclo por segundo es 1 Hz) de la siguiente forma:

  • Beta alta (23-35 Hz): En momentos de ansiedad
  • Beta (15-22 Hz): En estados de alerta y concentración
  • Alfa (8-14Hz): Cuando estamos relajados y receptivos
  • Theta (5-7Hz): Durante el sueño
  • Delta (0,5Hz-4Hz): Durante el sueño profundo

Debido al alto grado de estrés y ansiedad en la sociedad actual, la mayoría de la población están casi continuamente produciendo ondas beta. Y ahora viene lo que realmente considero más interesante y tal vez le sorprenda; Al aumentar la serenidad interior, se mejora el funcionamiento intelectual. Y lo que es más interesante, el miedo paraliza, debido a que el cerebro está en beta o beta alta.

La imagen que se tiene de ejecutivos preocupados, llenos de tensión, sin tiempo para nada, es muy probable que solamente conduzca a la mediocridad. Es difícil dar lo mejor de uno mismo si está angustiado y estresado. Un mínimo de presión puede ser motivante, para evitar entrar en estados de aburrimiento, sin embargo el caso extremo durante largos periodos de tiempo es contraproducente.

En estados cerebrales alfa, la mente suele ser más creativa e imaginativa que cuando está en el estado beta. Los mejores resultados personales y profesionales se consiguen cuando uno disfruta y se divierte con lo que hace, es decir, cuando está generando ondas alfa.