Made In China

Hace varias décadas que la fabricación del mundo comenzó a concentrarse en Asia para varios sectores.

Referente al mundo de la tecnología, aparecieron una serie de compañías OEM (original equipment manufacturing) que se encargaban en fabricar cualquier aparato electrónico siguiendo los requisitos de sus clientes. El cliente de estas compañías comercializaban el producto final utilizando su propia marca. Los puntos más importantes eran el bajo coste y la flexibilidad ante las demandas de los clientes. La competitividad en Asia, y en especial en China, empezó a crecer considerablemente, compitiendo por precio en un inicio y posteriormente en calidad.

Ante este panorama los OEM empezaron a desarrollar estrategias para aventajar a sus competidores. Como resultado entraron en el negocio del diseño para proporcionar mayor valor añadido a sus clientes y  se convirtieron de esta forma en  ODM (original design manufacturing). Expanden la dimensión de la competición de la producción al Diseño. Los recursos que necesitan este tipo de empresas son diferentes y requieren de tener un personal altamente cualificado.

Sin embargo los OEM y ODM tienen algo en común; venden sus productos bajo la marca de sus compradores. Para evitar la dependencia excesiva de sus compradores y viendo que es más rentable explotar el producto que diseñarlo o fabricarlo, empiezan a desarrollar sus marcas (Branding) y cadenas de distribución.  Este tipo de negocio es llamado OBM (original brand manufacturing). Esta evolución a lo largo de los años explica como empresas que solamente fabricaban se hayan consagrado como marcas de alto valor añadido y respectadas en la economía global.

 

Grafeno como base de tecnología emergente

La innovación lo que pretende es aprovechar el conocimiento acumulado para aplicarlo en soluciones que satisfagan necesidades en el mercado. Quería aprovechar este post para hablar sobre un material que parece ser tiene por delante una gran variedad de aplicaciones y que puede revolucionar muchos de los sectores actuales debido a las excelentes propiedades que ofrece. Estoy hablando del grafeno.

El grafeno es un material muy fino formado por un átomo de espesor, su composición es de carbono y posee importantes propiedades; alta conductividad térmica y eléctrica, flexibilidad y elasticidad, extremadamente resistente y transparente.

Se considera al grafeno como material del futuro pero el descubrimiento se realizó hace más de medio siglo, sin embargo no se le dio la suficiente importancia porque se pensó que era un material inestable desde el punto de vista térmico. Entonces, ¿por qué ahora parece ser tan importante el grafeno? Las propiedades del grafeno son muy interesantes para aplicaciones de electrónica; cables de alta velocidad, acumuladores de energía (supercondensadores), pantallas táctiles flexibles, etc. Pero también para otro tipo de sectores como aplicaciones médicas, desalinización del agua y materiales para construcción.

Me centraré en la aplicación del grafeno para fabricar acumuladores de energía, debido a que considero una línea de investigación interesante que estaría ligada con el sector de automoción.  Primero de todo quería explicar la diferencia entre un condensador y una batería. Simplificando mucho la explicación, ambos sirven para acumular carga eléctrica, la batería convierte carga electroquímica en energía eléctrica y el condensador almacena cargas estáticas. A efectos prácticos el condensador puede almacenar mucha menor carga eléctrica que la batería, sin embargo su tiempo de carga es mucho menor. Con el grafeno se podrían hacer condensadores de muy alta capacidad (supercondensadores con capacidades equivalentes a baterías) manteniendo un tiempo extremadamente reducido en su carga (del orden de minutos). Es principalmente la velocidad en la carga de acumuladores lo que proporciona atractivo en las aplicaciones de vehículo eléctrico. Además, sería un compuesto orgánico (es una forma del carbono) de bajo coste y se puede reciclar sin contaminar.

El grafeno a pesar de ser una tecnología emergente hay en el mercado centenares de empresas que en diferentes categorías se mueven entorno a este material.

 

 

Nuevos jugadores en tecnología

Tras conocer la noticia del hundimiento de Blackberry en el sector de telefonía móvil, inevitablemente pasó por mi cabeza el caso de Nokia  como ejemplo de las consecuencias que puede experimentar una empresa tras un mal enfoque de las perspectivas del mercado. Aunque hay que decir  también que veremos pronto móviles Nokia creados por Foxconn con Android, debido a que Microsoft vendió en mayo de este año la división que se encarga de realizar los teléfonos más sencillos a Foxconn.

El mercado de los smartphone está sufriendo una guerra de precios que erosiona los márgenes aunque es un mercado que  todavía no se ha comoditizado completamente. Empresas como Apple y Samsung se enfrentan a la continua presión de actualizar sus modelos de negocios con el fin de ofrecer alto valor añadido a sus clientes para justificar los precios que cargan o en caso contrario, enfrentarse a una bajada de las ventas.

Si hay gigantes que caen, también hay nuevos jugadores que emergen en este sector volátil de alta tecnología y competencia feroz. Estos nuevos jugadores se sitúan entre los smartphones más baratos de origen estrictamente chino y los fabricantes más reconocidos como Apple, Samsung, Sony, HTC, LG. Se tratan de marcas europeas que ofrecen una buena relación calidad/precio, como por ejemplo; bq, Energy, Wolder, Wiko o Archos. Como dato curioso quiero comentar que la mayoría de estas marcas tienen modelos de móvil con procesadores Mediatek, como por ejemplo el MT6592, MT6582 o MT6572. Esto es debido a que es uno de los más baratos del mercado y a pesar de ello tiene buenas prestaciones, manteniendo de esta forma la coherencia de calidad/precio en una de las partes más importantes del dispositivo.

Centrándome en los fabricantes españoles, me gustaría hacer un pequeño resumen de las principales compañías que compiten en el sector de alta tecnología como tributo a ellos por su coraje y dedicación.

Bq (fabricante español). Con origen en 2003 y fundada en 2009, seis estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid tuvieron la iniciativa de crear esta empresa que cuenta con 244 millones de euros de facturación (2015), más de 1000 empleados, cobertura internacional y gran variedad de productos 8lecctores electrónicos, tabletas, smartphones, impresoras 3D).  El 100% del desarrollo de producto se hace en España, y la fabricación en China. Me gustaría destacar que sus productos tienen una alta calidad a precio competitivo, además de contar con un excelente servicio postventa y de atención al cliente. Considero que es un caso de éxito nacional por todo el crecimiento que han experimentado en menos de una década.

Energy Sistem (fabricante español). Fundada en 1989 y con sede central en Alicante (España). Esta empresa multinacional tiene más de 20 años de historia y ha gestionado la innovación para proporcionar valor constante en todas las fases de desarrollo de producto. Un ejemplo de cómo la inversión en I+D+i tiene un retorno en la propuesta de valor de la empresa. De hecho, tengo enteneido que invierten el 10% de la facturación de la compañía. Ofrece una gran variedad de productos como son, smartphones, tablets, eBook, Televisores, altavoces, auriculares, complementos de video/audio.

Wolder (marca española). Empresa cántabra fundada en 1996, es la primera empresa tecnológica española en abrir filial en China (hace poco más de 10 años). Este grupo cuenta con cuatro sociedades que se dedica a comercializar productos  ajenos a la electrónica. La parte que ofrece mayor aporte a la facturación anual es precisamente la rama tecnológica, por su mayor valor añadido. Con su inversión en innovación se está haciendo fuerte en el competitivo mundo de la electrónica de consumo.

Esperemos que el número de empresas de alto valor añadido se vaya incrementando en los próximos años