Innovando más allá del producto

Cuando se habla de innovación se suele asociar en la mayoría de casos a nuevos productos de la alta tecnología. Sin embargo la innovación va mucho más allá de innovar en producto y de innovar en el sector tecnológico. Si nos centráramos solamente en este ámbito se estaría limitando considerablemente la innovación. De hecho la innovación de producción puede ser tanto o más rentable que la innovación de producto y lleva asociada un menor riesgo.

Existe una enorme oportunidad de innovar en el modelo de negocios. En un artículo de Alejandro Ruelas.Gossi, llama a esta forma de innovar “innovación en T grande”, La “innovación en t pequeña” consistiría en aquella empresa que basa su ventaja competitiva en una sola fuente; mejorar su producto. En realidad estas formas de innovar no son excluyentes, sino que existe una interacción entre ellas.

La pregunta que se puede hacer la empresa sería ¿decantarse en T o t?

¿T grande o t pequeña?

Factores Innovación T grande Innovación t pequeña
Producto Producto commodity o poco diferenciado Producto diferenciado
Ciclo Ciclo tecnológico lento Cuanto más rápido es el ciclo tecnológico
Base Impulsada por las ideas Impulsada por la tecnología
Cambio Viene de diversas fuentes Viene de la mejora de producto
Economía Cuanto menos desarrollada Cuanto más desarrollada

Los países que se encuentran en mercados emergentes como por ejemplo América Latina tienen que poco que mostrar en el campo de alta tecnología, sin embargo pueden convertir sus empresas regionales a grandes jugadores dentro de las ligas globales si aprovechan la versatilidad de campos en los cuáles se pueden innovar y una gran oportunidad radica en la innovación de modelo de negocio.  Dentro de la innovación en T grande se puede innovar en marketing y financiamiento, en producción, en cadena de suministro y logística, etc. De esta forma se consiguen mejoras sustanciales en la estructura de costes y eficiencia de la empresa. Aunque no consigas un aumento de ventas puedes conseguir mejoras en la rentabilidad por eficiencia y debido a que tiene un gran potencial de gestión.

Un ejemplo de éxito en T grande sería sin duda el caso de CEMEX. Esta empresa Mexicana que partió con un producto poco diferenciado, el cemento, para convertirse en una compañía global de soluciones para la industria de la construcción, que ofrece productos y servicio a clientes y comunidades en más de 50 países en el mundo.

Fuentes:

Innovar en mercados emergentes: El paradigma de la T grande

CEMEX (Cementos Mexicanos) – Building de future