El gran potencial del trabajo en equipo

El trabajo en equipo encierra un gran potencial que en muchas organizaciones no se aprovecha de forma adecuada, teniendo como resultado baja competitividad, pérdida de cuota de mercado, reducción de márgenes y otros sin fin de consecuencias adversas.

Considero de interés diferenciar el grupo de trabajo y el trabajo en equipo. Hay quienes piensan que trabajan en equipo y simplemente trabajan como un grupo de profesionales en el que cada uno hace una parte del trabajo y es responsable de su tarea a nivel individual. En muchas ocasiones el trabajo en grupo es suficiente y adecuado. Un ejemplo de trabajo en grupo serían los anestesistas de un hospital, en el que cada uno responde por su trabajo. Referente al trabajo en equipo, el ejemplo más instructivo sería un equipo de fútbol, donde cada uno de los miembros son diferentes y se complementan entre sí, además tienen una meta común y el reto y esfuerzo ejerce una motivación entre ellos.

La verdadera innovación depende de la sinergia y  la sinergia de la diversidad. Considero que el gran potencial del trabajo en equipo  es la generación de sinergias. ¿Qué quiere decir? Si se crea la sinergia, 1 + 1 puede ser 10, 100 o 1000… No hay límites!!! Generar sinergia implica que el conjunto tiene más valor que la suma de sus partes por separado. Si dos personas ven las cosas exactamente igual, es difícil generar sinergia. Para esta situación en concreto 1+1 será 2 en el mejor de los casos. En cambio la diversidad y diferentes puntos de vista son interesantes para la creación de sinergias. Las empresas con gran potencial y con un fuerte sentido de la innovación se organizan en equipos de personas con  capacidades distintas y complementarias. El otro requisito para que un trabajo en equipo funcione correctamente y se generen las sinergias es eliminar todos los muros internos que las personas pueden construir, dominar el ego y buscar la cohesión. “El equipo es uno y  triunfaremos juntos”